la garganta de los infiernos

reserva natural, un ecosistema de montaña protegido

El Valle del Jerte ofrece numerosos rincones que permiten el disfrute de la naturaleza y del tipismo de sus pueblos. La buena conservación del entorno natural da cobijo a ecosistemas de lo más variado. A todo esto contribuye la abundancia de agua, que con cerca de 15 gargantas salpica las faldas del valle creando auténticos vergeles y zonas boscosas dispuestas para el disfrute.

La Garganta de los Infiernos atribuye gran parte de su fama al paraje de Los Pilones, zona en la que abundan los saltos de agua y cascadas y donde encontramos grandes pozas labradas en la roca por la erosión del cauce. Esta zona alcanza su apogeo en verano, época en la que las aguas cristalinas y frescas atraen a numerosos turistas y curiosos con ganas de disfrutar de un buen paseo por que bosque antes de disfrutar de un buen paseo por el bosque antes de disfrutar de un baño en ellas.

Fue declarada Reserva Natural en noviembre de 1994 como fórmula de preservación para uno de los escasos ecosistemas de montaña presentes en Extremadura, y es que la variedad vegetal y animal es abundante.

Encontramos formaciones boscosas compuestas por alisos, fresnos y sauces. El tejo, el acebo y el abedul también se encuentran en esta zona, y gozan de una especial protección debido a su escasez estando prohibido recolectar sus frutos o cortar sus ramas. Podremos transitar por extensiones de bosque caducifolio en las que abundan el roble melojo, el espino, los madroños, las escobas y el rusco. También encontramos bosques de castaños.

Con respecto a la fauna, abundan las especies fluviales cuya estrella es la trucha común, estando catalogada la Garganta de los Infiernos, como uno de los mejores tramos trucheros de Extremadura. Con la trucha conviven numerosos anfibios como tritones, salamandras, sapos, ranas comunes y reptiles como el lagarto verdinegro y la culebra viperina.

Rapaces como el águila real, el águila culebrera o el milano, y en algunas zonas el buitre leonado y el búho real.

Entre los mamíferos destaca la cabra montesa, la nutria, el gato montés y la gineta.

Para mostrar los distintos aspectos de la Reserva Natural existen tres Centros de Interpretación:

En Tornavacas el Centro de Interpretación de la Alta Montaña y Transhumancia, situado junto a la plaza del pueblo. Tlf. 618 95 92 25.

En Jerte el Centro de Interpretación de la Naturaleza, situado en la N-110 km. 368 entre Jerte y Cabezuela, tomando un desvío se llega al centro. Desde allí se inician varias rutas a la Reserva Natural.

En Cabezuela el Centro de Interpretación del Agua, situado a 300 m. del puente por la N-110 hacia Jerte junto a la Oficina de Turismo. Tlf. 686 51 10 62.

RUTAS EN LA RESERVA NATURAL

RUTA PUERTO DE TORNAVACAS: 20 KM. 4,5 HORAS.

RUTA LOS PILONES: 9 KM. 3,5 HORAS

RUTA DE LA GARGANTA DE LOS INFIERNOS: 28 KM. 8-10 HORAS

RUTA DE LA CUERDA DE TORMANTOS: 31,5 KM. 11 HORAS

RUTA CIRCULAR: 3 KM. 1,15 HORAS

RUTA TRAVESÍS ALTA EXTREMDURA: 28 KM. 8-10 HORAS

Tags: cerezo en flor garganta de las nogaleas